domingo, 9 de septiembre de 2018

9 de Septiembre de 2018

Y lo desee.... y vino, ella vino, lo propuse de una forma sutil y vino, cogió el testigo, y aceptó.
Sí, lo hemos dejado, ya nada volverá a ser lo mismo, se acabo esa sensación de estar tranquilo, ahora, de nuevo voy a tener que buscar, a tener que conquistar y crecer continuamente, de esconder esas cosas que no me gustan de mi vida actual, como la de estar en un piso compartido.
Y la edad vuelve a sumar una unidad, otra vuelta completa y esta vez sin ningún tipo de interés en crecer profesionalmente, sino más bien en encontrar un amor, pero un amor verdadero, que me llene y con alguien que realmente me excite.
Es fácil pensar ahora que no voy a encontrar a nadie como ella, y que solo ella me podía entender en lo familiar y que podía entender mi total desinterés por lo profesional o por crear una vida basada en lo material.
Veamos lo que trae este nuevo año, 43, una cifra extraña... suma 7 dijo ella...

martes, 4 de septiembre de 2018

4 de Septiembre de 2018

Hoy de nuevo es uno de esos días más perdidos que vivimos, una cría 15 años más joven me ha dicho que realmente le importa mi edad para tener una relación o yo que sé.
Hoy me he reencontrado con un viejo compañero con el que he salido con una sensación más que desagradable, y no es la primera vez. Es como me hace sentir... tan poco equilibrado, tan prepotente, tan crítico... causaré yo esa sensación en M?
Es esa y solo esa la causa de mis problemas sociales y sentimentales? Esa sensación que causo por no ser natural, por juzgar demasiado, por estar todo el tiempo con el hemisferio derecho (o izquierdo) pensando y razonando, buscando números y aportando porcentajes.
Hoy tengo una tristeza rara, que se mezcla con soledad, con una nueva falta de libertad  derivada del hecho de vender 25 jornadas de nuevo al diablo.
Esta soledad me hiere, esta tristeza me engorda, esta sensación me vuelve pequeño.
No tengo una fórmula mágica, a veces, doy espacio a las sorpresas, como ocurrió el domingo, a veces no creo que vaya a ocurrir nada nuevo o bueno.
Mis objetivos son objetivos desde hace 10 años, y parece que me impiden vivir, el postergar, el tomar las decisiones más valientes.
Siempre estoy al borde del mejor en un momento futuro.

sábado, 10 de marzo de 2018

Miércoles, 6 de Septiembre de 2017

Miércoles, 6 de Septiembre de 2017

Y esto es el aeropuerto de T, de nuevo la vida me maravilla con sus caminos impredecibles, con sus recobecos y ramificaciones. Y este es un nuevo salto fuera de mi zona de confort.
Fuera de ese sentir cómodo, de pulsaciones bajas y pocos pasos, de apoyar la cabeza en almohadas y de posiciones horizontales, de partidas imposibles de vencer, de vídeos y contenidos que no aportan nada.
He salido, he visto el miedo, he visto la tristeza, me he reencontrado con muchos y complejos recuerdos de esa relación que me ha absorbido la vida, la energía, la motivación.
Y tal vez sea un problema de foco, tal vez sea un problema de propósito, pero hay un problema, y esta experiencia me ha servido para darme cuenta de eso, de que mi abanico es tan amplio que no consigo moverlo ni dar aire. Le abrumé con el desvario de mis pensamientos, le abrumé con mi "estoy en la vida, pero sin estar en ningún sitio".
Y ahora tengo más claro que me siento mejor cuando bajo de 90, que me siento mejor pensando que soy atractivo, que soy guapo, que tengo carisma, que soy capaz de sonreir y que soy capaz de comunicarme.
Y me encuentro también con fantasmas del pasado, con que a veces la falta de salud consigue erradicar cualquier tipo de motivación y que es uno de los parámetros que hay que meter en la ecuación. En esa ecuación de rutinas semanales, y que su importancia es muy alta, cada día más alta.
Y también me encuentro con mi aparente austeridad, austeridad sin motivación aparente y que me obliga a sentir y tomar decisiones que evitan luchar con las mejores armas.
Otra interesante conclusión es que parte de esa espada consiste en un ordenador potente y en un móvil útil y con buena tarifa de datos.
Ahora se impone tomar una decisión, y esa decisión parece que va a depeder de nuevo, de otras personas, así que me toca fluir, relajarme, darme caprichos, cuidarme, invertir nuevamente en mí.













jueves, 7 de septiembre de 2017

41 años vividos

Y es por eso que ya no puedo llamarme joven, que los universitarios son doblados en edad, que no hay ningún carnet, subvención o similar que incluya mi edad dentro de sus ventajas.
He vivido un año más, otra vuelta al sol, una vuelta que ha sido marcada por el regreso de mi relación con AB y que ha originado muchas, muchas disputas y desencuentros, que se saldaron con numerosas charlas por teléfono de caracter interminable.
Y desapareció... tal y como vino...
Y me queda la duda de si mañana se comerá el orgullo, aunque lo dudo mucho, lo dudo hasta el infinito,...
He intento reemplazar esas sensaciones que tenía con ella con una nueva actriz, esta vez más agradable, más cercana, pero que apenas conozco...
Y este año también ha pasado a la historia como el año que me he aprovechado del sistema, y de las multinacionales, y de un entorno de trabajo tan desmotivador como incoherente y sinsentido.
Este año ha sido el año del ahorro, aun viviendo en una de las calles más prestigiosas de la capital.
Ha sido el año de un nuevo proyecto de asocianismo, esas amistades del siglo XXI, caducas, inciertas, a veces descorcentantes.
Y también ha sido el año de AS, de su vuelta a mi vida, esta vez como amistad, como compañera,...
Y como no, ha sido el año de M, de una casualidad que me llevo a 9.000 km de distancia, de un "esta vez me voy a atrever" que ahora se me sugiere retador.
Y acaba este año, con una nueva ilusión por no matar a mi proyecto, por acercarme a uno de mis propósitos en la vida...
Se abre otro periodo de incertidumbre, de 365 días, eso sí, con una sensación de tranquilidad que hacía mucho tiempo que no experimentaba.

lunes, 4 de septiembre de 2017

4 de Septiembre de 2017

Te entiendo... me gustaría decirle, te perdono... me gustaría que sintiera.
Todo lo que hicimos fue una sucesión de emociones encadenadas que nos llevaron a ese punto... ese punto de no retorno, en el que ella piensa que no merece la pena, que no merezco la pena.
Y aquí estoy yo, a 9.000km de distancia, incapaz de conciliar el sueño, viviendo una nueva mentira, con una versión 2.0 del sueño argentino.
Esta vez de otra nacionalidad, a prueba de mis prejuicios.
Y los prejuicios ganaron, o al menos está ganado la falta de chutes de hormonas que me producía esa relación...
Todo se ha vuelto tranquilo, las pulsaciones no llegan a 100, las motivaciones desaparecen tan pronto como han llegado.
Y quiero volver, deseo volver, refugiarme en mi refugio interior, volver a ver una cifra de 40k para sentir que puedo hacer lo que me dé la gana un par de años, vivir sin el stress de pagar las facturas que la exposición social produce.
Y me re-encuentro en espacios onanistas, cuando lo tengo todo, quiero lo que me falta, me falta tú... perfecto sueño de un verano acabado en 5...

jueves, 20 de julio de 2017

Junio 2016

A veces me elevo... a veces caigo. Cuaderno de ilusiones rotas, cuaderno de luz entreabierta. Subo las persianas, el lado oscuro del corazón, brota de luz, se envuelve en su sonrisa... en su sonrisa.
Juego a ser la replica viva de un fantasma muerto, un M que llora por las aceras de Castellana, somos un sueño, un sueño de luz y color, un sueño donde no está su sonrisa, donde no poseo, donde no tengo, donde no está ella.
La lagrima de una sonrisa, la sonrisa de una lagrima, un pelo, una ceja que me recuerda a ella , a mi madre... no sé quien soy, un cúmulo de miedos que se envuelve en un pecho amorfo y en un ala rota...
The preacher, el predicador de las causas perdidas, el predicador de que el dinero es toda fuente de mis desgracias, de mi miedo, de mi maldad, el dinero...
Abandonar, dejar ir, ... ella también lo estará pasando mal, ella también llorará...


Cuaderno de inquiet (julio-2016)

Sobre la vida pasa un instante, uno falso, una luz de neón, que incide en mi retina encoje mi pupila, ilumina el faso escenario, ilumina la ficción.
Cinco formas de amar, o la belleza inalcanzable, el rechazo a mi físico a través de su sonrisa...
Vivo inviertiendo en un mercado que se será bajista que no volverá a subir, que es la cihspa de un soplido, de la autenticidad. Vital momento que siente en su autenticidad la falta de garantía y la falta de sueño.
Hoy no encuentro la inspiración, hoy el polvo se acumula en superficies que desprecio,... y no consido encontrar un boli...
Vivencias que no quiero vivir, un maldito duente que vuelve a tocar mi puerta... a la puertas del sueño del 88.
Vivencia y vivir, experiencia y ella
La vida que te espera...